La marca oficial del material antimicrobiano más efectivo para superficies de contacto

Centro oncológico Memorial Sloan-Kettering, Nueva York, EE.UU.

Este hospital es uno de los centros oncológicos más importantes del mundo y uno de los tres hospitales que participaron en los ensayos clínicos de EE.UU. para evaluar la eficacia de Antimicrobial Copper.

Se han instalado las superficies de Antimicrobial Copper en una Unidad de Cuidados Intensivos de 20 camas. Entre las superficies se incluyen mesitas de cama, reposabrazos de las sillas para las visitas y muchas otras.

Al igual que en los otros dos hospitales que participaron en los ensayos clínicos estadounidenses (Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, Nueva York y la Universidad Médica de Carolina del Sur en Charleston), los investigadores de esta institución sustituyeron el acero inoxidable, el aluminio y el plástico por Antimicrobial Copper en las superficies de contacto. Las superficies que se sutituyeron fueron aquellas susceptibles de una mayor contaminación y, curiosamente, las que están más en contacto con pacientes y visitantes.

Los ensayos se están llevando a cabo en tres etapas. La primera etapa establece la carga microbiana de referencia sobre los objetos que son tocados frecuentemente en las salas de la UCI. La segunda etapa, ya concluida, es la comparación de la carga microbiana en las superficies de Antimicrobial Copper con la que se encuentran en las superficies equivalentes sin cobre. La tercera etapa evalua la incidencia de las infecciones nosocomiales en las salas de UCI con y sin objetos de Antimicrobial Copper. La conexión entre la contaminación en las superficies que son tocadas con frecuencia y la adquisición de infecciones de los pacientes será evaluada para determinar si Antimicrobial Copper tiene un beneficio clínico sobre los pacientes.

Los objetos de mayor proximidad a los pacientes son los más contaminados

Los resultados de la primera etapa del programa muestran que los objetos más contaminados son los de mayor proximidad a los pacientes: las barandillas de las cama, los botones de llamada y las sillas tenían los niveles más altos de Staphylococcus, Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA) y enterococos resistentes a vancomicina (VRE). Estos patógenos pueden sobrevivir durante largos periodos de tiempo en objetos que pueden actuar como reservorios de bacterias. El promedio de carga microbiana de los objetos estaba cerca de las 17.000 unidades formadoras de colonias por cada 100 centímetros cuadrados.

Una manera diferente de afrontar el problema

Según el Dr. Sepkowitz, "Tenemos que mirar las diferentes maneras para afrontar el problema [de las infecciones adquiridas en hospitales]." Él cree que las superficies de cobre puede llegar a ser "una forma pasiva para ayudar a controlar estos organismos" y espera que, si el ensayo es unéxito, la gente "verá en esto una manera de reducir las bacterias que causan infecciones y se adoptará como parte de la solución. " El Dr. Sepkowitz menciona que aunque el cobre no reemplazará a las buenas prácticas de higiene puede ayudar a reducir la contaminación ambiental bacteriana que puede producir infecciones nosocomiales. (The Star Ledger, 28 de agosto de 2007)

Boletín de noticias

Reciba correos electrónicos con las últimas noticias, resultados de nuevas investigaciones, próximos eventos y mucho más..